De encuentros y recuerdos

Hoy volvemos a la rutina y hoy queremos recordar…

Esther y yo nos hemos ido a vivir lejos de nuestras casas familiares. Esa es la realidad. No es que hayamos cruzado el charco pero los kilómetros son más de los que desearíamos muchas veces. Ya os contamos hace tiempo aquí que nuestra tejedora se había marchado a Oloritz (Pamplona) y yo, crucé en su momento más o menos una línea horizontal en el mapa y me vine hasta Valencia.

Esa distancia hace que los días de vacaciones cortas todo pase muy rápido pero, al mismo tiempo que todo lo disfrutes más.

Esta Semana-Santa volví a trazar esa línea y viajé, junto con David a Salamanca. Encuentro familiar de abrazos y besos. Ya metidos en faena de reencuentros decidimos, la familia al completo, comer en el pueblo. Allí donde vivían mis abuelos y allí donde de pequeña mis primos, mi hermano y yo correteábamos de un lado para otro. Recuerdo cuando escuchaba el sonido de la moto a la vuelta del abuelo Marcos de la huerta, del Almedillo para nosotros.

Le contábamos a David cómo todos recordamos al sol de Madridanos (Zamora) cómo utilizábamos cada rincón del corral*: la pila, el manzano o nuestra casa del árbol, el columpio, la bodega, el jardín que mi abuela cuidaba con tanto mimo y que ahora, mis tíos y mi madre con la ayuda de Mari, la vecina incondicional, se ocupan de él. Allí, entre esas historias, decidimos hacer un book que se queda en nuestro álbum de familia, pero que, al menos un trozo queremos compartir.

*corral sinónimo de patio es esta parte de la geografía, vamos en nuestro pueblo.

.

CoCo division, Madridanos

.

Mi primer contacto con la magia de, por ejemplo, que nazca una zanahoria de la tierra, lo tuve gracias a mi abuelo. Cuando nos íbamos con él al Almedillo, ese huerto a la ribera del Duero y, que el sábado decidimos traer de nuevo a nuestras retinas mis primos y yo. Hoy allí no nacen verduras, la hierba escampa a sus anchas pero la tierra está llena de recuerdos.

.

CoCo division, Almedillo

.

Y las lluvias de marzo han hecho que viésemos cómo el agua del río llegaba a una altura como nunca la habíamos contemplado.

.

CoCo division, Duero

.

Todos estos momentos hacen que los 3 días de vacaciones parezcan más! Hacen que volver a la casa familiar siga llenando nuestra cabeza de recuerdos, por los pasados y los presentes.

.

Mamá, gracias a ti y a tus papis y hermanos tenemos todas estas vivencias. Gracias al pueblo que te vio nacer pudimos experimentar en la huerta, columpiarnos en un manzano, ver hacer vino y cobijarnos a la sombra de una higuera.

Así que, como no podía ser menos, este post está dedicado a ti, por todo esto, por la fuerza que tienes, por cómo cuidas a los tuyos y, porque te quiero.

.

.

Eva

CoCo division

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: