Mis imprescindibles, relato nº1: Eli y una sesión de fotos

Dentro de poco este blog formará parte de una página web en la que estamos trabajando con mucha ilusión. Como una de sus secciones, el blog continuará activo y en él os seguiré contando más de todo y más de mí.

Es cierto que aún no está todo listo. Siempre en mi vida los impulsos han tenido mucho protagonismo, quizás luego han sido decisiones que han errado pero otras muchas no. De ahí que hoy haya tenido esas ganas de comenzar a contar más, ya que CoCo division es, a parte de un trabajo, un proyecto personal en el que muchas personas importantes para mí están arrimando el hombro. Hoy quiero hablaros de una de ellas. Por supuesto ni voy a contaros parte de su biografía ni revelar nada importante, no es momento ni lugar. Pero, como iba diciendo, es importante y eso, al menos a mí, ya me vale como excusa para escribir todo esto.

Hace aproximadamente 20 años y 2 meses que conocí a Elisa. Efectivamente: es mucho tiempo.

CoCo division

Elisa, dependiendo la edad en la que me encontraba, ha sido muchas cosas: mi vecina, mi mejor amiga, mi hermana (con permiso del enano) y ahora basta decir (porque con eso lo digo todo) que es una de esas personas imprescindibles en mi vida. Es cierto que durante mucho tiempo vivimos muy cerquita, de hecho a dos pisos de diferencia sumados a los metros que existen entre la puerta D y la puerta A. Fue pasando el tiempo, y la distancia se hizo más grande o más pequeña, pero ya nunca fue tan corta como la primera. La cuestión importante es que esa distancia sólo se ha notado por la falta de lo cotidiano que, quizás, en otras relaciones y con otras personas puede afectar, pero como siempre decimos Eli y yo “pueden pasar meses sin vernos que a los 5 minutos de conversación es como si hubiésemos quedado ayer para tomar un café”.

Situación actual: ella en Barcelona y yo en Valencia.

La semana pasada, el miércoles, a las 13:00 horas llamaron a la puerta para entregarme un paquete. Yo contenta pensando “ya llegaron las telas que pedí!” (algo que pasó al día siguiente y que ya os contaré próximamente) y cual es mi sorpresa cuando veo a Eli. Veréis, aquí tengo que hacer un inciso: es muy difícil darme sorpresas de las buenas, porque suelo olerme la tostada (os aseguro que por desgracia para mí) pero de esta… ni note el mínimo olor. David y Eli ya lo habían gestionado bien para que me quedara con esa cara de tonta al verla. Todo lo que viene después, abrazos, besos y conversaciones y conversaciones, queda para lo privado pero hay algo que me hizo mucha ilusión. Tocaba tarde de fotos y Eli pudo ser la modelo para las fotografías de los bolsos. Ella, que siempre ha estado detrás de la cámara y nunca delante… a mí, sinceramente, me parece que lo hace genial. Que qué hace genial? Esto y mil cosas más.

Esa sesión podéis verla aquí.

Eli, gracias por la sorpresa y por ayudarme tanto, en la sombra, con este proyecto. Y el resto de cosas que tengo que decirte… espera que te llamo!

.

CoCo division

Comments
2 Responses to “Mis imprescindibles, relato nº1: Eli y una sesión de fotos”
  1. Dolly ;) dice:

    Es una crack esa Elisa!!! delante y detrás de las cámaras, los fogones, el ordenador, las plantas,
    … y muchas cosas más!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: